Friday, May 29, 2015

¿EL HUEVO O LA GALLINA?

Así es la violencia, nunca sabes dónde empezó. Si fue en el momento en que decidiste golpearlo hasta el cansancio. O cuando él decidió ignorante y no tocarte más. Nunca sabes en qué punto se pudrió todo. Si fue cuando descubriste que te engañaba o cuando llegaba en la madrugada borracho y te obligaba abrir las piernas.
Podríamos pasar una vida culpándonos unos a otros y siempre encontrarías una justificación para tus actos.
Me aburrí, me canse de ver como se hacía la victima, dando lástima con una botella de cerveza en la mano, con los ojos perdidos, como si fuera un niño abandonado.
Soy el huevo o la gallina, da igual qué es primero. Lo importante es ser la impulsora. Al principio pensé en torturarlo y dejar que muriera de hambre, pero eso requería tiempo, estrategia y yo no estaba para eso. Compré un revólver de manera clandestina y lo invite a pasar un par de días en nuestra casa en el campo, “para reconciliarnos” – le dije. Esperé que se durmiera y le disparé en la cabeza. Lo enterré a los pies del cerro y brindé con un ron de petaca mientras descansaba mi codo sobre la pala.


Connie Tapia Monroy.

Friday, May 22, 2015

MicroPostales latinoamericanas 2015

Exposición en la Escuela Especial Agazzi Maipú

En el 2014 Ediciones Sherezade dio inicio a un bello proyecto de MicroPostales Latinoamericanas, el cual reunió a 33 autores de Chile-Argentina-Perú-Colombia-México-Puero Rico- Venezuela-Nicaragua. Cada escritor aporto con un microcuento y los alumnos de la escuela especial Agazzi de Maipú (Chile) ilustraron los textos. Hoy el proyecto esta terminado, la Editorial hizo una exposición con las postales ilustradas en la escuela y además se hizo la presentación en La Feria del Libro de la Florida.

Yancovie (Ilustrador) muestra su trabajo a sus compañeros de escuela

Los microrrelatistas que fueron invitados a participar en el proyecto POSTALES LATINOAMERICANAS son: Juan Armando Epple, Caro Fernández, Christian Solano, Emilio del Carril, Nanim Rekacz, Francisca Rodríguez, Jonathan España, Andrea Marinelli, Juan Romagnoli, Alberto Benza, Daniel Santos, Miroslav Scheuba, Gabriela Aguilera V., Miguel Lupián, Antonio Cruz, Maclovia Viraval, Nana Rodríguez, Fabián Vique, Pía Barros, Violeta Rojo, Lorena Díaz Meza, Laura Nicastro, Alberto Sánchez Arguello, Maritza Iriarte, Juan Manuel Montes, Martín Gardella, Leandro Hidalgo, Giselle Aronson, Dorling López, Connie Tapia, Leo Mercado y Leonardo Dolengiewich. 

Estoy muy feliz de ser parte de este maravilloso proyecto.Acá les dejo la ilustración y el microcuento:
EL MORADOR
Connie Tapia (Chile)

Cuando entró a esa casa quedó encantado por la cordialidad de quienes vivían ahí. Era un lugar cómodo, familiar. Se identificaba con los muebles, libros, el tocadiscos y los vinilos. Desde el día en que falleció buscaba dónde habitar.

Ilustración: Yancovie / Santiago 2015.
Proyecto realizado con el apoyo de la Escuela Agazzi Maipú.

Wednesday, May 06, 2015

El estudiante de medicina

“La vida no es muy apetitosa si no se le añade una pizca de especias de cuando en cuando.” -Dean Koontz


Visitar un hospital me hace recordar a Oscar. Lo conocí en mi época universitaria. Él nos apoyó mucho cuando se tomaron la universidad. Iba junto a otros estudiantes de medicina a visitar a los enfermos y dejaban medicamentos para tratarlos. Yo aprovechaba de coquetearlo mientras hacían su trabajo y luego lo invitaba a tomar un café. Nos unía la revolución y un par de autores. Hablábamos de cómo el sistema educacional debía cambiar e intercambiábamos nombres de libros.
Al finalizar una de sus visitas lo acompañe al estacionamiento, nos sentamos en la parte trasera de su auto. Me pidió que se lo lamiera. Él siempre olía a medicamentos, pero su sabor, su sabor era detestable, agrio, amargo, vinagre, insoportable. No aguante tenerlo en mi boca. Lo mire a los ojos con cara de repulsión, pero volví a ponerlo entre mis dientes. Mordí. Mordí hasta saborear su sangre entre mis labios.


Connie Tapia Monroy.

Friday, April 24, 2015

El Club


Hace tres años llegué a trabajar en el club, yo entrego las toallas. Estoy adentro de un cuarto pequeño de color blanco, apenas les veo sus caras y ellos no ven cuando me masturbo. La paga es buena, no me quejo. Me queda tiempo para mirar videos porno. La gente adinerada concurre a este lugar. Una de las mujeres poderosas es Doña Perpetua, quien es conocida por organizar fiestas swingers y por tener el doble discurso sobre la violencia intrafamiliar, todos sabemos que ella barre el suelo con su marido, lo desprecia y cuenta anécdotas sucias para dejarlo en ridículo. Pero ellos aceptan el doble estándar, la verdad, a nadie le importa mientras se puedan tirar a la pareja del otro.
Doña Perpetua varias veces me ha contratado para trabajar en sus eventos, ahí también trabajo en un cuarto pequeño, con poca luz, pero aquí no tengo tiempo para tocarme ni mirar obscenidades. Preparar cadáveres para los clientes no es una tarea fácil.

Connie Tapia Monroy.


Friday, April 03, 2015

FE



Todos los domingos abre una nueva tumba con la esperanza de encontrar a un resucitado.

Connie Tapia Monroy.

Friday, March 27, 2015

Retratos


Después de todo, sólo quise ser algo parecido a Sy Parrish, como en la película de Romanek. La seguía a los lugares que frecuentaba y le sacaba fotografías. Luego las imprimía en mi casa y se las enviaba en un sobre azul.
Ella era la ex de mi pareja actual. Yo no sé en qué mundo puedes relacionarte con una ex. Pero él la adoraba, era la amiga intocable.
En realidad a mi me enfermaba, siempre me miraba desafiante cuando llegaba a casa. Como diciendo “yo también me lo he cogido”. La detestaba.
Por eso decidí poner un poco de vértigo en su vida, para que ella sintiera lo que es traspasar los límites de la privacidad. Sólo deseaba que ella experimentara ser acosada por alguien.
Al principio todo resultó como estaba planificado, ella andaba angustiada y temerosa. Pero luego se salio de control. Cada vez que abría un nuevo sobre azul, enloquecía, miraba a su alrededor y estoy casi segura que, temblando, se ocultaba bajo las sábanas.
¡Señor juez!, ¡juro!, que mi intención no era que ella terminará ahorcándose en el baño de su casa. Ni menos que acuchillara a sus perros. ¡Pobres perros!, ellos no tenían la culpa de nada.

Connie Tapia Monroy.

Friday, March 13, 2015

Aquella tarde


Nunca pensé, que te vería esa tarde entrar por la puerta. No habías cambiado mucho, vestías casi del mismo modo, polerón plomo y jeans deslavados. Siempre ocultando tus ojos azules tras las gafas. Apoyaste tu cabeza en el techo de vidrio y recordé esa noche que nos amamos bajo las estrellas. Nunca comprendí por qué nos alejamos. Te sacaste los lentes y me miraste como la primera vez en que nos besamos. “Te amo… nunca te dejé de amar” y rompiste en llanto. No sabes cuantas veces desee que me lo dijeras. No sabes cuantas noches pensé en nosotros. No sabes cuantas excusas busqué para no tomar tantas pastillas de clonazepam.


Connie Tapia Monroy.