Friday, April 13, 2007

En la Hoguera


A la mitad de la noche comenzó a sonar una campana, uno de los monjes despertó a Arael, le paso una antorcha y le indico un camino que daba hacia unos pasillos subterráneos, todos corrían, entremedio del tumulto, sofocada y sin saber lo que pasaba, "¿de qué estamos escapando, qué pasa?" trataba de preguntar, uno de ellos la tomó violentamente "están casando templarios, debemos huir" y el monje se perdió entre las escaleras de aquel laberinto. Arael decidió salir y al encontrarse afuera, entre sonidos de espadas, fuego, grito, sangre. A lo lejos se escuchaba "¡Moveros con paso firme, caballeros, y forzad a la huida al enemigo de la Cruz de Cristo!".
Las cruces rojas ardían sobre los hombros de los cadáveres aglutinados, era una masacre, al ver esta imagen Arael recordó a Palemon y corrió, corrió sin pensar en su alrededor, "Palemon" gritaba desesperada mientras la sangre era derramada en las tierras francesas, "Palemon" volvía a gritar mientras los caballeros eran capturados. Los ojos de ella están llenos de lagrimas y con un deseo de volver a Krubera, a sentir que todo era un sueño, un mal conjuro. Le llega una flecha en el brazo y cae desplomada, cuando recupera la conciencia se encuentra frente a un hermano enfermero, todavía estaba con los templarios.
- Palemon, ¿Dónde esta Palemon? – pregunta en un tono agotador.
-Vamos, debéis levantaros – el monje le ayuda a bajar de la cama y le indica una dirección – siga derecho hasta el centro de la plaza y no le diga a nadie que ha estado con uno de nosotros.
En un paso ligero, pero con mucho dolor en el hombro, llegó hasta la plaza, ahí estaba Palemón amarrado junto a otros caballeros, a punto de ser quemados. Un sujeto alza una antorcha y prende fuego. El olor a carne humana se emanaba por toda la ciudad, era el fin, no era un sueño. Él la ve entre el tumulto y le grita: "busca una montaña cósmica que tiene su cima en el cielo y su base profundamente anclada en el mundo subterráneo, así podrás volver". Arael mira al suelo y camina hacia un lugar que solo el tiempo le ayudará a descubrir.

5 comments:

Anthares said...

arael tendra la templanza y la fortaleza de llegar a su destino..."no dudes palemon que ella lograra su objetivo"....

Buen relato estas llevando acabo querida Erzsebet

Belenus said...

¡que rápido suceden las cosas!

dame un respiro ;-)

bobafett said...

Aqui si que suceden rapido las cosas...pero tengo entendido que es solo un resumen de lo que escribes...verdad ?

Me encantaria leer completo el texto , jejeje , esta muy bueno lo que nos vas entregando

Erzsebet said...

si bobba, hay muchas cosas que han pasado entremedio de la historia y creo que las ire entregando como lo he hecho hasta ahora, de mas rapida lectura, con sucesos mas rapidos, ahora lo que viene es lo que sucede con Arael varios años despues de este cuento, cuatro historias centradas en el nuevo personaje que aparece, pero que fue nombrado antes una que otra vez... tienen que enlazar ustedes las historias jejejej.

gracias por sus comentarios y apoyo

DE XERION said...

el tiempo nos absorbe, pero mas alla del tiempo todo es parte de la misma materia


http://dexerion.blogspot.com/2007/04/mi-llegada.html