Wednesday, August 15, 2007

La leyenda de los seis guerreros (Parte 1)

En el siglo XII, exactamente en el año 1119, nació la idea de formar una orden de Caballeros destinados a proteger a los peregrinos que fueran a visitar los Santos Lugares, específicamente el sepulcro de Jesucristo. Serían ocho caballeros, encabezados por Hughes de Payns, a los cuales se le entrego el antiguo Templo de Salomón y los cuales darían paso a la formación de los caballeros templarios. El día que se les entrego el templo comenzaron los trabajos para poder habitar el lugar, mientras ordenaban encontraron grandes tesoros, los cuales fueron ocultados para siempre bajo un secreto insondable, en los días que pasaron movieron cosas que no debieron jamás tocar y abrieron puertas que no debieron jamás traspasar. Una noche, los nueve caballeros realizaron un rito donde jurarían lealtad, hermandad y por sobre todo juraron guardar en secretos muchas cosas que el mundo aun no estaba preparado para saber, sin embargo, ellos quisieron ocupar estos secretos en beneficio de la orden, pero jamás para obtener poder, ya que sus principios no encajaban con esta visión.

Justo antes de apagar la última vela, que cerraría el pacto de estos nueve caballeros, apareció una figura fantasmal ante ellos, era un hombre con túnicas blancas, una pequeña barba, ojos apacibles, en un principio se creyó que era Jesucristo, pero lo mas probable es que haya sido Juan Bautista, este hombre les dijo que en 197 años más sucedería algo muy importante en el mundo, aunque no especifico con certeza lo que sucedería y tendrían que ser ellos los responsables de formar los ejércitos para enfrentar el holocausto. Nacerán cuatros hombres y dos mujeres, dijo y les indico el año exacto, pero no explico con certeza el mes, día, ni menos lugar donde ocurriría. En 1272 nacerían dos de los hombres los cuales debéis bautizar como Belenus y Sother respectivamente, en 1278 llegaría la mujer la cual debéis bautizar como Amithes, 1279 llegaría otro hombre el cual debéis bautizar como Palemon, 1281 nacera Anthanatos y finalmente en 1285 nacerá la ultima mujer la cual debéis bautizar como Arael, les dijo que deberán proteger y educar a estos hombres en el seno de su familia y convertirlos en caballeros templarios a la edad de 18 años, puesto que ellos serán los futuros maestres y futuros lideres que encabezaran los ejércitos.
Cronicas de Erzsebet

2 comments:

Belenus said...

Muy bueno, muy bueno...

Comienza a escribirse la leyenda!!!

Anthares said...

Comienza el principio del fin... es hora que los guerreros nazcan y sean dignos de llevar el titulo...
Excelente!!!!