Friday, July 11, 2008

Sueños infernales


Es mi segunda noche sin dormir, aunque creo que ha sido con mi conciencia en la mitad de la realidad y la mitad de un sueño profundo, un sueño que no me ha dejado descansar. La noche anterior sentía que mi cuerpo quería escapar de una absurda pesadilla, luchaba para poder despertar pero no podía, así creo, pasaron los minutos y algunas horas, hasta que al fin, a las tres de la mañana con una angustiosa sed pude despertar, me senté unos minutos en la orilla de la cama, tome mi cabeza, y mi respiración estaba muy agitada, mire a la cama y Sofía estaba durmiendo profundamente, me alivie por no interrumpir su sueño. Cuando mi respiración ya volvía a la calma, camine al baño, me mire al espejo largamente, todo estaba en su lugar, me mire a los ojos, se notaba el cansancio, tome varios sorbos de agua, moje mi rostro, volví a mirar a Sofía, quien mostraba su torso desnudo y seguía durmiendo con una tranquilidad envidiable. Tome otro sorbo de agua, me mire nuevamente al espejo, no se porque esa obsesiva necesidad de mirarme y comprobar que solo había sido un sueño. Fui a la ventana y observe la peculiar escena de un hombre recogiendo a una prostituta al final de la calle. Volví a la cama, abrace a Sofía y susurro que ya me durmiera, que mañana debía trabajar. Sin embargo, ya de mañana no fui capaz de levantarme, me dolía todo el cuerpo, los huesos, la piel me ardía, la sentía irritada. Ella dijo que mejor descansara, y llamo al trabajo para avisar que no iría. En el día no hice mucho, leer, dormir, ver televisión, ordene unas pizzas para calmar la ansiedad, por lo menos eso recuerdo. Hoy de nuevo desperté a la mitad de la noche, absorbido por esa extraña pesadilla que me persigue, el cuerpo lo siento caliente, la irritación ahora es más dolorosa en la piel, creo que eso es lo que no me deja dormir, mañana iré a visitar al medico, a lo mejor tengo una alergia o una peste extraña. Voy a la ducha, cierro los ojos, me pierdo largo rato bajo el agua tibia, eso me alivia, me siento mejor. Envuelvo la toalla en mi cintura, voy donde Sofía… NO!! No puede ser!! El departamento esta lleno de sangre!! Sofía, ¿dónde esta Sofía? Miro a la cama, ¡Dios mío! Ahí esta ella, muerta, despedazada, es horrible, mi amada Sofía esta muerta, no siento tristeza, me gusta su olor a muerto, saboreo su sangre, pasó mi lengua en cada rincón de su cuerpo. Vuelvo al baño, tomo el agua entre mis manos, refresco mis labios, me siento aliviado al fin, me miro al espejo. Por fin, por fin, miro mis ojos. Voy a la ventana y observo mi amada luna llena.

5 comments:

Marcelo TM said...

La luna provoca efectos extraños en algunas personas...
:-P

Anthares said...

Excelente cuento de horror, oscuro y no predecible, felicitaciones!!!!

Black Serpentor said...

Pudricion, Negatividad y deseos de devorar la carne muerta!!!!

Necrofilia!!!!!
B.S.

MiCHaeII said...

nuevamnete conectandome al mundo de los blog pasando a saludar a los viejos amigos, se nota que no pierdes el toque pa tus relatos jjaja que tes bien saludos

michael rivera

camila said...

Primero que todo gracias por visitar mi blog, josenmnm.blogspot.com.
El cuento en sus primeras lineas me fue muy familiar aveces tengo esos sueños de los cuales no puedo despertar, al continuar definitivamente no esperaba el final, me imaginaba que seria algo un poco mas depresivo, no tan agresivo pero perfecto en la sorpresa esta el encanto.
Espero que alguien tan talentosa como tu sigua visitandome